El aspecto estético hace que nos planteemos nuestra salud. Ahora, con una ortodoncia invisible en Getafe, no tendrás que preocuparte más por cómo quedarán tus dientes cuando te coloquen unos brackets de aluminio.

La solución ideal de tus problemas e inseguridades llega con una ortodoncia invisible en Getafe. No lo dudes, es la hora de dar ese paso a delante. Si con estos avances te sigue produciendo algo de reparo, en el desarrollo de este post te haremos una visión genérica de los aspectos más importantes de la ortodoncia invisible.

Este nuevo sistema dental recibe el nombre de “invisalign”. Apareció hace relativamente poco y fue una auténtica revelación. Se ha multiplicado la gente que ha acudido en masa a ponerse en manos de este tipo de tratamiento.

Este sistema cuenta con innumerables ventajas. Más allá de su aspecto estético, como es lógico, el sistema de fundas combinadas permitirá una mayor comodidad en la sensación que el interior de nuestros tejidos bucales percibe. Nada de rozaduras ni de heridas. Reducción del sangrado a cero. Además, podrás ingerir cualquier tipo de alimento; durante las comidas no habrás de llevar las fundas.

Para comenzar con el “invisalign”, se realiza en primer lugar un estudio del paciente para construir una maqueta de cómo deben estar los dientes al finalizar el tratamiento. En torno a las 20-30 fundas (dependiendo de lo que cada paciente necesite) rondará el total del tratamiento. Se fabrican dos fundas de plástico (una para cada arco dental) que se adaptarán con bastante precisión al diente. Se notará una leve presión, ya que no coincidirá exactamente con al figura de nuestra dentadura, sino que esta, modificada por ordenador, se irá asemejando cada vez más a la posición final que han de ocupar nuestros dientes.

Ahora es tu momento, da un paso adelante, contacta con Clínica Dental Getafe y te mostraremos el sistema que mejor te convenga.