Con el paso de los años el esmalte de los dientes, que es la capa más superficial de tus dientes y, originalmente, de color blanco, se deteriora y va dejando paso a la dentina, que tiene un feo color amarillo. Como una de las más solicitadas clínicas dentales en Getafe, en este nuevo post te hablaremos de los motivos que aceleran este proceso:

Además del factor tiempo, la siguiente causa está en el estilo de vida: ingerir comida y bebidas que tiñen la dentadura como el café, el vino, el ketchup o el vinagre de módena ayuda ás de lo que crees. Los cítricos también son perjudiciales: erosionan el esmalte y lo vuelven mucho más poroso.

Otro hábito, enemigo de todas las clínicas dentales en Getafe, es el tabaco: el más nefasto de todos, pues además de los problemas de salud que produce en la boca y el resto del organismo, mancha los dientes con un tono amarillo a causa de 2 elementos: la nicotina y el alquitrán.

Finalmente, una higiene dental mala acabará por hacer que las piezas amarilleen todavía más. Por este motivo, en Dental Getafe, por ejemplo, siempre recomendamos a los niños unas pastas de dientes específicas que contienen una concentración de flúor menor de la habitual, pues el exceso de este durante la formación de los dientes no es nada recomendable. Si ya eres adulto y no quieres que tus dientes amarilleen ven a nuestra consulta y déjate asesorar por nuestros dentistas y profesionales de la salud dental.