Muchas personas acuden a un dentista de Getafe cuando el problema que sufren sus dientes ya es demasiado grave. Lo cierto es que en este tipo de enfermedades la velocidad de reacción es fundamental. De ahí que sea tan importante acudir a un especialista cuanto antes.

Uno de los principales servicios, si buscas un dentista en Getafe, es la limpieza dental, que tiene que realizarse, por lo menos, una vez al año. En caso de que no se haga se corren riesgos evidentes. Y uno de los más comunes y nocivos es el de la gingivitis.

El sarro es un residuo que se acumula de manera natural en tu dentadura. Cuando comes, bebes y demás. Por lo tanto, de por sí es normal tenerlo, pero el peligro está en su acumulación. Muchas veces puede instalarse debajo de las encías, y es entonces cuando puede aparecer una auténtica gingivitis.

Aquí habría una serie de síntomas evidentes, como por ejemplo el sangrado de las encías o su enrojecimiento. Por otro lado, puede provocar una mayor sensibilidad en la zona. Esta sería una fase temprana del problema, y si se trata mediante una limpieza, no habría riesgos, ¿pero qué sucede si no se cura?

Pueden pasar varias cosas. Para empezar, que se perdiese algo de encía. Es mucho más común de lo que parece, ya que la infección va contaminando la zona. De la misma manera, también daña el diente, provocando una mayor corrosión. Y en muchos casos se puede perder una parte importante del hueso, e incluso perder el diente.

Evitar esto es sencillo, por un lado, con la prevención en casa con el hilo dental y un correcto cepillado. Y, por el otro, con una limpieza dental con profesionales.

En Dental Getafe contamos con una amplia trayectoria en el tratamiento y en la salud de los dientes. No dudes en consultarnos.